Menu

In the News

El Aumento de las Temperaturas, el Uso de Sustancias y la Falta de Vivienda Contribuyen al Aumento de las Enfermedades y Muertes Relacionadas con el Calor

Paul English, director de Tracking California del Instituto de Salud Pública, habla sobre la importancia de las muertes relacionadas con el calor aumentan.

  • Los Angeles Times
farmer harvesting crop in the ground

“Las enfermedades y muertes relacionadas con el calor en California y el resto de Estados Unidos están aumentando junto con las temperaturas, y un incremento en el consumo de drogas y de las personas sin hogar son una parte importante del problema, según funcionarios de salud pública y datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El calor fue la causa subyacente o contribuyente de alrededor de 1,670 muertes en todo el país en 2022, con una tasa de alrededor de 5 muertes por millón de habitantes, según datos provisionales de los CDC. Esa es la tasa más alta de muertes relacionadas con el calor en al menos dos décadas.

Los datos de este año, que ha sido excepcionalmente caluroso en gran parte del país, aún no están disponibles. La siguiente tasa de mortalidad más alta se registró en 2021.

Las enfermedades relacionadas con el calor van desde el agotamiento por calor, que provoca sudoración intensa y pulso acelerado, hasta el golpe de calor, que causa confusión, pérdida de conocimiento, fiebre alta y, en muchos de los casos más graves, incluso la muerte. Las enfermedades relacionadas con las altas temperaturas pueden coexistir con otros problemas de salud, y agravarlos.

La explicación más sencilla del aumento es que cada vez hace más calor. Los últimos ocho años han sido los más calurosos de los que se tiene constancia, según cifras de la NASA que se remontan a finales del siglo XIX.

Pero también influyen otros factores además del cambio climático.

El consumo de drogas, especialmente de metanfetaminas, se ha convertido en uno de los principales factores de las enfermedades relacionadas con el calor. Las metanfetaminas pueden hacer que la temperatura corporal aumente niveles peligrosos, y la combinación de abuso de metanfetaminas, calor y falta de vivienda puede ser mortal.

Alrededor de 140 certificados de defunción en California enumeraron tanto enfermedades relacionadas con el calor como sobredosis de drogas como causas de muerte entre 2018 y 2022, según datos de los CDC. Eso es alrededor del 25% de todas las muertes en las que la enfermedad relacionada con el calor fue un factor subyacente o contribuyente.

El número de personas sin hogar ha aumentado en los últimos años, incluso en varios estados calurosos del oeste como California, y los sin techo son especialmente vulnerables durante las olas de calor. Las personas sin hogar representaron alrededor del 13% de las hospitalizaciones en California con un diagnóstico primario de enfermedad relacionada con el calor del 2017 al 2021, según muestran datos estatales. Los 172,000 residentes sin hogar de California representan poco menos del 0.5% de la población del estado, según datos federales.

“En cualquier crisis de medio ambiente, las personas sin hogar son las primeras afectadas, las que lo viven peor y por más tiempo”, afirmó Katie League, responsable de salud del comportamiento del National Health Care for the Homeless Council.

Los adultos mayores también son especialmente vulnerables a las enfermedades relacionadas con el calor. Sus cuerpos no suelen adaptarse tan bien como los de los jóvenes a los cambios de temperatura, y a menudo padecen afecciones crónicas agravadas por el calor. El número de seniors en California, y en todo Estados Unidos, ha aumentado considerablemente con el envejecimiento de la generación del baby boom.

Las tendencias climáticas son preocupantes. Las olas de calor empiezan antes y duran más, según Paul English, del Instituto de Salud Pública y director de Tracking California, que facilita el acceso a datos sobre salud ambiental.

English se refirió a la reciente ola de calor en Phoenix, Arizona, en donde se alcanzó el récord de 31 días consecutivos con temperaturas de al menos 110 grados. “Esto significa que el cuerpo humano no tiene tiempo para recuperarse”, afirmó. Las enfermedades relacionadas con el calor provocaron unas 2,810 visitas a urgencias en Arizona este año hasta el 29 de julio, más de un 25% que en el mismo período de 2022, según datos estatales.

Y los números cuentan solo una parte de la historia: las enfermedades relacionadas con el calor a menudo están subdiagnosticadas. Una investigación de 2021 de Los Angeles Times reveló que el número real de muertes y hospitalizaciones durante una ola de calor suele sere mucho mayor que el recuento oficial.”

Paul English
Se trata de una subestimación de lo que está ocurriendo. Paul English

director de Tracking California del Instituto de Salud Pública

Haga clic en el enlace de abajo para el artículo completo.  Este artículo también impreso en The San Diego Tribune.

Originally published by Los Angeles Times


More Updates

Work With Us

You change the world. We do the rest. Explore fiscal sponsorship at PHI.

Bring Your Work to PHI

Support Us

Together, we can accelerate our response to public health’s most critical issues.

Donate

Find Employment

Begin your career at the Public Health Institute.

See Jobs

Farmworker in a field with smoggy clouds in the background

Close

Watch: Farmworkers Advocate for Climate Action

Seven farmworkers in Ventura County, CA share their experiences with climate change—highlighting its impacts and demonstrating the growing need to advance health equity and climate justice.

See their stories

Continue to PHI.org